La polémica de la partida única

La polémica de la partida única

0 262

La lucha contra la piratería es una constante en el mundo del videojuego. Cada día se crean nuevos métodos para evitarla, casi con la misma rapidez con la que los hackers aprenden a saltárselos. Sin embargo, en los últimos tiempos muchas compañías también están luchando contra lo que ven como otro enemigo a batir: el mercado de segunda mano. Las medidas tomadas en esta vertiente están generando una polémica mucho mayor, ya que se consideran un ataque contra la libertad individual y una forma de salvaguardar precios que en muchos casos resultan abusivos.

Recientemente, Capcom ha saltado a la palestra debido a una medida bastante polémica tomada en su juego Resident Evil: The Mercenaries 3D, para Nintendo 3DS. En él, es imposible borrar la partida una vez guardada. Esto evita no sólo poder vender el juego de segunda mano, sino también el prestárselo a un amigo, o incluso el volver a empezar si no estamos contentos con la partida que llevamos. La decisión se ha interpretado en el sector como una forma de combatir la reventa del juego, pero el resto de “daños colaterales” que hemos comentado han suscitado las iras de los jugadores, muchos de los cuales se han sentido estafados. Capcom, que ha visto minada la confianza de sus usuarios, se ha justificado diciendo que tomó la medida debido a la concepción inicial del juego, al que veían como “una máquina arcade”, donde no es posible volver atrás una vez se introduce la moneda. A pesar de esta excusa, se ha retractado y ha asegurado que no volverá a utilizar este método de guardado único.

Pero la lección parece que no ha sido tan bien aprendida por otras compañías. Otro juego de Nintendo 3DS de reciente aparición, Pac-Man & Galaga Dimensions, también impide el borrado de la partida… al menos a priori. Su responsable, Namco Bandai, le ha visto las orejas al lobo y no ha tardado en desvelar que realmente puede hacerse, pulsando en la pantalla inicial de la consola a la vez los botones A, B, X, Y, L y R. Aun así, es una forma complicarse la vida que no disminuye realmente el malestar de los jugadores con este tipo de medidas.

¿Creéis que las compañías continuarán apostando por este sistema de partidas únicas? ¿Pensáis que el mercado de segunda mano es realmente una amenaza para el sector?

NO HAY COMENTARIOS

Dejar una respuesta