Trailer e información de New Prince of tennis

Secuela derivada del manga shonen «The Prince of tennis» escrito por Konomi Takeshi en 1999. El posterior anime shonen homónimo obtuvo un apreciable éxito entre los seguidores del género. Tanto es así que en 2008 Jump Square anunció la publicación del manga The new Prince of tennis. A este nuevo manga es al que deseamos referirnos especialmente ya que, de la secuela escrita, se ha saltado a la gran pantalla con una ambiciosa apuesta – las secuelas suelen degenerar con respecto al manga/anime anterior – que pretende alcanzar el éxito de la saga primigenia. Actualmente se emite en la televisión japonesa y ya se han filtrado los episodios subtitulados en idioma hispano.

Trailer de New Prince of tennis

Para aquellos que no hayan presenciado la anterior entrega ni en manga ni anime puede resultar una interesante manera de descubrir el mundo «Prince of tennis». Está a punto de caer el capítulo 72 subtitulos en hispano y se pueden encontrar sin problemas los 70 primeros capítulos. El argumento es típicamente shonen sin demasiados retruécanos de guión. Simple y llano como se espera del género.

New Prince Of Tennis (2012) Trailer

Argumento: Los 50 mejores jugadores del país se encuentran fortuitamente reunidos para conseguir el triunfo en el ámbito del deporte de tenis. El guión girará en torno a las relaciones de rivalidad y camaradería entre estos así como los diversos encuentros con equipos enemigos.

Crítica a esta secuela anime shonen

Más de lo mismo para seguidores similares que en entregas anteriores. Los shonen no se caracterizan exactamente por su complejidad narrativa y argumental por lo que los anime – adictos que estén buscando una serie compleja, mejor que no opten por New Prince of tennis.

Resulta entretenida por momentos pero su esquema es simplista y conlleva la pérdida de atención a los pocos capítulos, solo salvable gracias a los intrincados  y malentendidos entre los personajes principales, baza con la que suelen contar estos anime para salir adelante ante una carencia obvia de valor estético y filosófico. Entretenida para una tarde de domingo.

Ir arriba