El renacimiento de Final Fantasy XIV

Luego del fiasco del primer Final Fantasy XIV llegó la versión Reborn. Una reinterpretación del MMORPG de Square Enix que tomaba todos los puntos negativos del juego y los modifica para atraer al publico. La aceptación en PC llevó un tiempo, principalmente por la decepción original, pero ahora el mundo mágico de Eorza también llega a PS4 y es uno de los más maravillosos y divertidos para recorrer.

Disponible en PS3, PC y ahora PS4, Final Fantasy XIV: A Realm Reborn es la demostración de que entre un fracaso estrepitoso y un éxito inigualable hay un solo paso. La historia del juego comienza 5 años después de un cataclismo creado por Bahamut, el dragón legendario y simbólico de la saga.

Final Fantasy XIV Reborn 1

La trama, si bien no es el punto fuerte de un MMORPG, presenta una gran variedad de villanos y elementos interesantes para que los fanáticos de la saga original no se vean decepcionados. Si bien el objetivo principal en Final Fantasy XIV es ir mejorando a nuestro personaje y cumplir misiones para avanzar, crear un contexto con giros argumentales y variedad lo separa de otras propuestas que sólo ofrecen grandes espectáculos visuales y poca historia.

Las mazmorras y laberintos donde tendremos que luchar con impresionantes, tanto en extensión como en variedad de peligros, monstruos y posibilidades de acción. Cada momento de Final Fantasy XIV A Realm Reborn está pensado para generar las mismas sensaciones que un juego de la serie principal.

Final Fantasy XIV Reborn 2

El conflicto bélico contra las fuerzas del Imperio Garlean esconde un gran número de personajes épicos, aunque habrá que ver si están a la altura de Sephiroth o Kefka. La gran extensión del mundo de Eorza es una de las claves para que nos queramos adentrar una y otra vez en PlayStation 4, donde los gráficos realmente han sido mejorados. ¿Estás listo para sumergirte de lleno en la aventura?

Ir arriba