Candy Candy

Los que son, como yo, de la generación de los 80, seguro que recuerdan las pocas series de anime que había en esa época ya que, o te contentabas con Heidi, Marco y alguna que otra más, o no había mucho más para ver. Sin embargo, una de las veces llegó una serie de anime (conocida en esos tiempos como serie de dibujos animados) llamada Candy Candy que encandiló a grandes y pequeños (si nos vieras a todos llorando o riendo según lo que le pasaba a la protagonista…).

Candy Candy es una de las series que más caló en las familias y que se recuerda con gran cariño aunque el final, ahora que lo vemos de nuevo, no era un final hermoso, de esos que te dejan suspirando, aunque sí que hay muchas sorpresas pero, no se, creo que todos esperábamos algo más de la serie. Pero teniendo en cuenta que cuando se realizó el hecho de un beso era ya algo «subido de tono» para el público infantil no hay que echarle tanto a la serie.

Creo que en ese aspecto me encantaría que volvieran a hacer una nueva adaptación del manga con un dibujo más de este tiempo, ¿no crees?

Candy Candy contaba la historia de una niña huérfana que es adoptada y sufre varias penurias pero nunca se rinde sino que sigue adelante. Enamorada de su príncipe, y éste de ella, un accidente hace que pierda la ilusión y desaparece de la vida de los demás para encontrarse ayudando a todo el que puede.

La serie solo ha sido emitida en televisión, al menos que yo sepa, una sola vez, en Televisión Española, y no ha salido en dvd aún aunque parece que es una de las que va a salir (aunque no se sabe cuándo).

Ir arriba