Las polémicas tarjetas de memoria de PS Vita

Las polémicas tarjetas de memoria de PS Vita

Ya sabíamos, desde hace tiempo, que las tarjetas de memoria para PS Vita tendrían un formato exclusivo, que en un principio sólo podría explotar Sony. Esto no debería coger a nadie por sorpresa; se trata de una jugada similar a la que ya hizo en su día con los UMD, aunque este formato tuviera un final más bien amargo.

Hace unos días se han revelado por fin los precios en dólares a los que se venderán dichas tarjetas. Habrá cuatro modelos: 4 GB (29,99 dólares), 8 GB (44,99 dólares), 16 GB (69,99 dólares) y 32 GB (119,99 dólares). El revuelo que se ha levantado al conocer estas cifras ha sido considerable… y es que bastante caros resultarán ya los juegos (en la línea de las portátiles actuales, sí, pero no quiere decir que no lo sean) como para que encima se “obligue” al consumidor a realizar un desembolso extra de este calibre.

Y es que las tarjetas de memoria serán imprescindibles tanto para guardar la partida en muchos juegos (afortunadamente, no en todos) como para descargar contenidos, parches y demás. Es decir, que si queremos aprovechar al máximo la consola será necesario tener una, y no podremos encontrarlas, durante el tiempo que dura la exclusividad de Sony (que será aproximadamente un año) a un precio menor.

Sony ha explicado que, si tanto énfasis pone en utilizar un sistema propio para su nueva consola, es fundamentalmente “por motivos de seguridad”, y para asegurar a todos los usuarios que “tendrían un estándar común en todo el mundo”, con las mismas garantías. Una respuesta un tanto insatisfactoria. Por el momento, sin embargo, no parece que nos quede otro remedio que resignarnos, y esperar a que los precios bajen pronto.

Como recordaréis, PS Vita estará  la venta a partir del 22 de febrero en Europa y Norteamérica. En Japón podrán empezar a degustarla dentro de muy poco: el 17 de diciembre.

NO HAY COMENTARIOS

Dejar una respuesta