Análisis, Fire Emblem: Shadow Dragon

La saga Fire Emblem es una de las más longevas cumpliendo cerca de dos décadas. Aunque en occidente este serie es prácticamente desconocida así que para muchos es un mundo todavía por descubrir. Esta versión para NDS es un remake de la primera versión que salió para la NES en 1990 y que poco tiempo después tuvo una segunda versión en SNES.

fireemblem-shadowdragon

Este remake conserva casi todo del original (argumento y sistema de juego) pero se ha añadido nuevos personajes, más misiones, más elementos estratégicos, más armas y bonos de combate todo esto con un sistema de control más preciso y sencillo utilizando el lápiz táctil para manejar unidades. Además, gracias a la pantalla superior podemos tener a mano las estadísticas del juego y los personajes. La novedad más importante sin duda, es el modo multijugador online por primera vez utilizado.

Fire emblem: shadow dragon

El modo historia, con dos niveles de dificultad sigue las mismas normas que el juego original. En el encarnaremos al personaje más carismático de la saga, Marth, que se moverá por unos escenarios amplios, a la vez divididos en cuadrículas para poder mover unidades. En el momento de la lucha aparece las clásicas escenas de combate que enfrentan a los dos luchadores y podremos ver el rango, la vida, las armas, etc.

fire-emblem-shadow-dragon-ds

El estudio Intelligent Systems apuesta por unos gráficos clásicos y un poco oscuros haciendo madurar a la serie. Pero, la profunda innovación como hemos dicho antes viene con la posibilidad de jugar en multijugador online en escenarios creados para la ocasión. Nintendo ha creado una tienda online donde podremos comprar objetos, armas y objetos exclusivos aumentando nuestra experiencia de juego.

Esta entrega peca de ser fiel a la original pero se han añadido bastantes mejoras para no defraudar a los jugadores más fieles.

Vía: cibergamers

Ir arriba