Los peores juegos del mundo: Booby Kids

Los peores juegos del mundo: Booby Kids

0 369

Por alguna razón nos gusta someternos a experiencias horribles por el mero placer de sobrevivir para contarlo. En el mundo de los videojuegos esto puede traducirse en títulos verdaderamente horribles que jugamos solamente para después decirle a nuestros amigos que no se acerquen a determinado juego, por eso hoy les advertimos que se mantengan alejados de Booby Kids.

boletin de novedades de tecnología

* campo requerido

¿Qué se puede esperar de un juego con este título? La verdad es que desde el primer minuto sabíamos que estábamos ante un título digno de inaugurar esta sección de los peores juegos de todos los tiempos. Sólo hacia falta un día libre para jugar y entender las razones detrás de una experiencia tan nefasta.

booby-kids

Nihon Bussan es la empresa detrás de este juego de NES que hoy puede jugarse sin problemas mediante la descarga de un emulador y ROM que no pesan, en conjunto, más de 250KB. El juego nos lleva a través de diferentes escenarios recolectando objetos de mafiosos, guerreros ninja, samurais y otras singulares combinaciones propias del mundo oriental.

La aventura empieza en la época de las cavernas y luego avanza en el tiempo a la época de los guerreros samurai, luego a una suerte de mundo contemporáneo donde hay mafiosos y por último a un mundo futurista que causa mucha risa porque es el menos original e imaginativo.

Lo mejor de todo es que el título puede jugarse en modo cooperativo. Eso lo salva de ser un fiasco total, pero debido a su extraño desarrollo y a la ausencia total de una explicación sobre nuestro objetivo, la propuesta de Booby Kids es verdaderamente frustrante.

Claro que no se puede pedir demasiado de un título que incluso para los estándares de NES era tosco y poco llamativo a nivel visual. Pero en OtraPartida te queríamos contar que hay juegos malos en el mundo, y algunos de ellos por suerte ya fueron fabricados y han pasado a la historia.

ARTÍCULOS SIMILARES

NO HAY COMENTARIOS

Dejar una respuesta