Kodoku y el survival horror en PS4

Kodoku y el survival horror en PS4

Kodoku es el nombre de una nueva aventura de terror para PlayStation 4 y PlayStation Vita que intentará revitalizar el género de survival horror luego de la caída en desgracia de sagas como Resident Evil y Silent Hill.

boletin de novedades de tecnología

* campo requerido

La propuesta recién estará lista en la segunda mitad de 2014 pero ya promete ser uno de los títulos más ambiciosos del género de aventura y terror para las consolas de nueva generación. De momento es una exclusividad de Sony aunque no se descarta que la opera prima de Carnivore Studios pueda llegar a salir en Xbox One y PC.

kodoku

La ambientación de Kodoku recuerda a la saga Siren, una exclusiva de Sony que trascurre en una isla maldita y repleta de antiguos rituales satánicos y diferentes tipos de situaciones terroríficas. El folclore tradicional japonés es uno de los grandes protagonistas de Kodoku, con criaturas sobrenaturales y leyendas que servirán como base a diferentes misiones y tareas que tendremos que ir cumpliendo.

El juego trascurre en una isla remota de Japón donde tendremos que intentar sobrevivir mientras distintas amenazas sobrenaturales nos acechan. Al igual que en otros survival horror, no abundarán las armas. La única forma de escapar será trazar planes inteligentes de supervivencia, pelear en los momentos que sea posible y huir sigilosamente en muchos otros.

En los escenarios también encontraremos misteriosos talismanes con poderes y habilidades especiales. Serán especialmente útiles para brindarnos una ayuda extra al enfrentarnos a los monstruos extraños que parecen sacados de nuestras peores pesadillas.

La propuesta gráfica es diferente a todo lo que se ha visto hasta la fecha en el survival horror. Un diseño más colorido y nítido, sin el uso de la típica niebla que esconde las amenazas que se esconden en la oscuridad. Aquí todo lo que nos causa miedo está a la vista, y eso a veces lo hace aún peor.

ARTÍCULOS SIMILARES

NO HAY COMENTARIOS

Dejar una respuesta