Inazuma Eleven 3: La amenaza del ogro

Inazuma Eleven 3: La amenaza del ogro

0 955

Los juegos para consolas portátiles suelen ser muy adictivos, basta con analizar poderosas sagas que han triunfado en este tipo de dispositivos como Pokémon, Monster Hunter o Profesor Layton. Inazuma Eleven es una de las más recientes, una saga que combina rol y aventuras en un juego de fútbol que recuerda a las épocas de gloria de Los Supercampeones (Captain Tsubasa).

boletin de novedades de tecnología

* campo requerido

Inazuma Eleven 3: La amenaza del ogro es una versión mejorada, aunque poco, del Inazuma Eleven 3 tradicional. Hay pequeños cambios en la trama para que el juego esté adecuado al estreno de la película animada de Inazuma Eleven, pero más allá de eso sigue siendo el mismo juego.

Inazuma Eleven 3 La amenaza del ogro 1

El juego es táctico y estratégico. En vez de jugar como en un simulador tradicional, nuestros pasos son meticulosos y pausados. Cada acción que realizamos debe ser escogida a través de la selección de personajes, jugadas y disparos especiales. Si pudiste jugar alguno de los títulos de Los Supercampeones en SNES y NES, entonces ya sabes de donde viene la idea original.

El juego incluye una gran dosis de exploración, diálogos entre los personajes y un desarrollo lento de habilidades y poderes. Cada jugador tiene características especiales que podremos ir entrenando a medida que jugamos contra los equipos de la liga y el torneo.

Inazuma Eleven 3 La amenaza del ogro 2

Los cambios más importantes del juego están relacionados con la trama. El protagonista es Canon Evans, un joven que deberá viajar en el tiempo para comandar a la selección japonesa en sus partidos para lograr derrotar al Equipo Ogro. Sin decir demasiado sobre la trama, la mecánica de los viajes en el tiempo para entrenar y enfrentarnos a viejos conocidos será el eje principal del título.

Hay algunas escenas inéditas y muchos partidos para los fanáticos del fútbol estilo Inazuma Eleven. ¿Listo para competir?

NO HAY COMENTARIOS

Dejar una respuesta