Diablo III permitirá usar dinero real en las subastas

Diablo III permitirá usar dinero real en las subastas

Uno de los juegos más esperados por los aficionados a la acción y la estrategia es la tercera parte de Diablo. La saga de Blizzard, una de las más exitosas de la compañía (con permiso de los otros pesos pesados, Warcraft y Starcraft), se ha tomado su tiempo para regresar, y sus desarrolladores se están esforzando en adaptarla a los nuevos tiempos y ofrecer novedades suficientemente jugosas; con ello se espera no sólo recuperar a los antiguos jugadores, sino atraer a los que todavía no conozcan su universo.

En estos días se ha presentado un vídeo con novedades en cuanto a equipo, características de los personajes y control de juego. Sin embargo, de entre los distintos anuncios, dos de ellos han sido los más sonados. El primero es que, como otros muchos juegos, Diablo III necesitará estar constantemente conectado a Internet y a los servidores de Blizzard. Probablemente, el motivo de esto sea doble: por una parte la compañía podrá así implementar actualizaciones y DLC´s de manera mucho más rápida, pero también controlar posibles modificaciones externas de los personajes (algo que estuvo a la orden del día en Diablo II).

Sin embargo, la novedad que ha suscitado una mayor controversia es la subasta de objetos. Las casas de subasta tienen una gran popularidad en World of Warcraft, siendo, para algunos jugadores, la verdadera motivación del juego. Blizzard implementará en Diablo III dos tipos de subasta: las que tendrán lugar dentro del juego, con dinero “virtual”,  y otras en las que se podrá pujar con dinero real.

Esto no es más que una manera particular de entender la tendencia de los micropagos, algo que se está implantando en muchos juegos online que no cobran suscripción. En el caso de Blizzard, será su primera incursión en este sistema. El dinero real que se recaude por parte del jugador al vender objetos podrá transferirse a una cuenta bancaria o bien a la propia cuenta de Battle.net (el servidor global de Blizzard). Sin duda, una medida bastante curiosa, que algunos ven como una perversión de la esencia del juego y otros como una evolución necesaria, adecuada a los tiempos que corren. El tiempo nos dirá si Blizzard ha acertado, y si continua en la misma tónica con el resto de sus juegos.

NO HAY COMENTARIOS

Dejar una respuesta